‘Black Mirror: Bandersnatch’: la película a lo ‘Elige tu propia aventura’

Cinco finales, con millones de posibilidades, Black mirror ha regresado con elige tu propia aventura en forma de película interactiva.

Una ambiciosa producción que aun el espíritu del cuidado propio de la ficción de Charlie Brooker con los videojuegos.

Black Mirror: Bandernatch. No funciona en dispositivos

‘Bandersnatch’: tú eliges

Inspirado en las leyendas urbanas gamer en torno a juegos malditos de los 80, la historia se centra en un joven programador de nombre Stefan.

Para ello contará con el apoyo de Tuckersoft, una empresa emergente de videojuegos que tiene en su plantilla a Colin Ritman, el genio creador de algunas pequeñas joyas. Una vez allí le ofrecerán trabajar en las oficinas, la primera decisión que podríamos considerar relevante a nivel de historia.

Porque, si aceptas, llegas a un final prematuro, y ha dispuesto de epílogos en los que un colaborador de un programa de televisión centrado en videojuegos comenta “la jugada”. Puede parecer que habla de cómo ha quedado ‘Bandersnatch’ (el juego), pero en realidad habla de la historia de Stefan.

Somos Black Mirror

Uno de los temas principales de la película es, somos dueños absolutos de nuestros actos o si hay fuerzas ajenas a nosotros, ¿somos marionetas de otros, al igual que Stefan es nuestro títere?

La película insiste una y otra vez en que conozcas ciertos asuntos como la trágica muerte de la madre de Stefan y el trauma que esto le ocasiona.

Da a conocer mas la vida, trágica y teorías de Jerome Davies, aumentando el viaje de a la locura, paranoia y el cuestionarse la propia realidad de nuestro protagonista.

Llegado a ciertos finales, cuando el protagonista es consciente de lo que está pasando se permite el lujo de romper la cuarta pared para dedicarnos unas palabras.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *